¿Qué es el SEO On Page?

El SEO On Page es el conjunto de medidas con las que puedes mejorar tu posicionamiento en buscadores realizando cambios en tu propia página, sin atender a factores externos. De este modo favorecerás su indexación y clasificación por parte de Google.

Es importante realizarlo de forma correcta para obtener el resultado deseado, así que, ¡que no cunda el pánico! Te explicamos algunos factores a tener en cuenta para conseguir que el rey de los buscadores y los usuarios se enamoren de tu web.

¿Qué factores básicos de SEO On Page debes tener en cuenta? 

El SEO On Page depende de ti y de la cantidad de mejoras que puedas introducir en tus páginas. Cuidar el contenido y la estructura es, en líneas generales, lo que mejores resultados te dará.

Es importante tener en cuenta una serie de elementos que debemos cuidar para que los usuarios nos encuentren más fácilmente en Google:

Etiquetas o Tags: Las etiquetas son las que ayudan a los navegadores a traducir el código de la página y, por consiguiente, entender en qué consiste. Dos de las más importantes son: el Title tag, y la Meta Description.

  • Title Tag: es el título que resume el contenido de la página. Es un factor de gran importancia y lo primero que llama la atención de los buscadores y de los usuarios.  Debe definir claramente la temática con las palabras más oportunas. Para que este tenga valor debe llevar la Keyword principal, no superar los 65 caracteres y ser único (no debe haber dos iguales en una misma web) y natural (no vale poner un title que no se corresponde con el contenido de la página).

 

  • Meta Description: la meta descripción es la parte que aporta el “resumen” de la temática de la página que vemos en los resultados de Google. Si bien no es un factor de posicionamiento, es muy importante a la hora de captar la atención ya que, en parte, será  lo que anime al usuario a hacer clic o no, dependiendo de si aporta una información útil y atractiva. Para asegurarnos de que se muestra completa en el buscador, no debe superar los 150 caracteres.

Encabezados: los header tags tienen  la función de jerarquizar el contenido de una página, de indicar qué partes son de más importancia que otras. Se aplican mediante las etiquetas <h1>, <h2>, <h3>…<h6>.

La etiqueta más importante es la <h1>, que define el contenido principal de la página y puede ser el mismo que el title tag, pero no no necesariamente ha de ser así. Solo puede haber una etiqueta <h1> en cada página.

URL: la dirección con la que aparece cada página, es muy importante tanto para Google como para las personas, que se fijarán en ella a la hora de entrar en tu enlace. Debe ser limpia, intuitiva. Ha de  definir claramente en qué consiste la página, por ejemplo: “powertoyourseo.com/2756/” no aporta ningún valor, así que, edítalo y pon una URL clara y útil para comprender el contenido, como por ejemplo: “powertoyourseo.com/definicion-seo-on-page/”.

Imágenes: Google sabe leer, pero no puede ver fotos, por lo que es importante describir bien las imágenes a través de la etiqueta ALT. A la hora de redactarlas, debes pensar cómo le contarías a una persona invidente lo que muestra la foto en la que la estás aplicando.

Velocidad de carga: la velocidad con la que se cargue tu página web también es muy importante desde el punto de vista SEO. Es algo que Google tiene tiene cada vez más en cuenta. En el caso de las páginas para dispositivos móviles, es todavía más importante, dado que la gente tiene menos paciencia y es más probable que se marchen antes incluso de que se llegue a visualizar el contenido si tarda demasiado. Lo ideal sería que no superase los 3 segundos.

Cantidad: por supuesto, la cantidad de contenido que tenga una página también influye, es favorable que contenga el máximo posible, ya que Google cada vez le da más importancia y los textos largos son los que posicionan mejor. Es decir, además de la calidad, los textos deben tener un mínimo de entre 300 y 350 palabras para que llame la atención del buscador.

Contenido duplicado: si tu web o blog contiene contenido duplicado puede llegar a ser penalizado por Google. Intenta aportar siempre contenido propio, original (nada de hacer copia-pega de otras webs) y que aporte utilidad al usuario.

Además de estos sencillos consejos, que nos ayudarán a ser encontrados y posicionados favorablemente por Google, hay que cuidar la calidad del contenido que publicamos, y otros factores a tener en cuenta como es el caso de los enlaces externos.